Palizas, abusos sexuales y otros detalles del diario de un prisionero de Guantánamo

10300910

Mohamedou Ould Slahi narra el lado más oscuro de la prisión estadounidense en Cuba.

Las memorias cuentan episodios ocurridos a mediados de 2003, un año después de que Slahi llegara a la prisión por su supuestos vínculos con Al Qaeda.

El diario de 460 páginas, que estaba listo para ser publicado desde 2005, fue catalogado como información clasificada por la administración militar de Estados Unidos. Pero los abogados del prisionero por fin ganaron la batalla legal, basados en una ley de libertad de información, y el escrito salió a la luz.

El portal Spiegel dio a conocer algunos fragmentos del diario.

Días sin dormir

“Fui privado de mis libros, de mi Corán, de mi sopa, de mi crema dental, del papel higiénico. No tenía permitido ver la luz del día; de vez en cuando me dejaban interactuar por las noches con otros detenidos. Literalmente estaba viviendo en el terror”.

“Por los próximos 70 días, no conocería la dulzura de dormir: interrogatorios 24 horas al día, 3 y a veces 4 turnos diarios. Rara vez tenía un día libre. No recuerdo haber dormido tranquilamente alguna noche. Si cooperas, tendrás algo de sueño y alimentos calientes”.

Tríos sexuales como interrogatorios

“Entonces hoy, ‘te vamos a enseñar el buen sexo americano, levántate’, dijo (nombre no revelado). Las 2 se quitaron las blusas y empezaron a hablar cosas obscenas. Lo que más me lastimó fue que me forzaran a participar en un trío sexual en la manera más degradante…. Lo que muchos no saben es que los hombres se lastiman igual que las mujeres si son obligados a tener sexo… “

El prisionero narra que las 2 interrogadoras se aferraron a él por delante y por detrás. “Al mismo tiempo, me hablaban cosas sucias y jugaban con mis partes íntimas… ‘Deja la maldita oración. ¿Estás teniendo sexo con americanas y estás rezando? Qué hipócrita eres'”.

Amenazas de alimentación rectal

Cuando Slahi comenzó una huelga de hambre, alguien en Guantánamo le dijo “Tú no te vas a morir, te vamos a alimentar por el trasero”.

Palizas

Durante los interragotarios, el prisionero cuenta que lo golpeaban sin piedad y al punto que terminaba en el suelo sin poder pararse por sí mismo.

El maltrato físico y psicológio lo llevó a tener alucinaciones. “Escuchaba voces claras de mi familia y música de mi país. Estaba en la orilla de perder mi cabeza.

“Mohamedou Ould Slahi describe un tour mundial de tortura y humillaciones”, describe el diario británico The Guardian, teniendo en cuenta que el hombre estuvo recluido en varias cárceles de Estados Unidos.

En los interrogatorios, que podían incluir a amenazas de muerte contra su mamá, el prisionero no tuvo más opción que inventar falsos testimonios con tal de que cesaran las torturas y humillaciones.

A pesar de que ya tiene una orden de libertad,  Slahi permanece en Guantánamo por una apelación pendiente de resolver.

Fuente: Pulzo

Anuncios

Acerca de DIARIO DE GUANTÁNAMO de Mohamedou Ould Slahi

Edición española de "Guantanamo Diary" de Mohamedou Ould Slahi, primer libro escrito por un prisionero de Guantánamo sobre su situación en dicha prisión. Esta traducido por Lorena Serrano López y coeditado por Capitán Swing y Ágora Editorial. El pasado 17 de octubre, Slahi ha sido liberado sin cargos y se encuentra en casa junto a su familia en Mauritania.
Esta entrada fue publicada en Libro y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s